Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas: La desaparición forzada, planificada y sistemática, constituye un crimen de lesa humanidad

29 de agosto de 2022

El Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas se conmemora cada 30 de agosto y es una ocasión para reflexionar en torno a la necesidad de adoptar medidas urgentes para la búsqueda de la verdad y la identificación de personas desaparecidas. 

La desaparición forzada refiere a “el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley, tal como la define la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas. La desaparición forzada de personas es una grave violación a los derechos humanos. La práctica generalizada o sistemática de la desaparición forzada constituye un crimen de lesa humanidad.

Los países que integran el MERCOSUR comparten un pasado común de graves violaciones a los derechos humanos, caracterizado por persecución, detención, tortura, exterminio y desaparición forzada de personas. En el año 1975, los países del Cono Sur acordaron la coordinación regional de acciones represivas mediante la Operación Cóndor.  Los años posteriores se caracterizaron por un proceso histórico centrado en la violación sistemática a los derechos humanos y la resistencia de familiares y organismos de derechos humanos, y la lucha por la memoria, verdad y justicia.

A partir de la recuperación de las democracias, entre las décadas de 1980 y 1990, según el caso, tuvieron lugar avances relevantes en términos de políticas públicas en derechos humanos en la región, de la cual la creación del MERCOSUR en 1991 da testimonio.  Esta consolidación de una política de coordinación en favor de los derechos humanos se fortaleció con la creación de la Reunión de Altas Autoridades en Derechos Humanos (RAADH) en 2004 y del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del MERCOSUR (IPPDH) en 2009. Así, en el ámbito de la Comisión Permanente de Memoria, Verdad y Justicia de la RAADH, los países tienen un importante caudal de trabajo conjunto e intercambio de experiencias. Asimismo, los Estados de la región han tenido una activa participación en la adopción de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas (1994) y de la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas (2006).

La Comisión Permanente sobre Memoria, Verdad y Justicia de la RAADH ha reconocido la importancia de garantizar el derecho a la verdad para contribuir a acabar con la impunidad y promover y proteger los derechos humanos y el fortalecimiento de la democracia. En este marco, ha impulsado una serie de acciones, entre ellas,  el Acervo Documental Cóndor, desarrollado por el IPPDH, que contiene una guía de archivos y fondos documentales de la región vinculados a las graves violaciones a los derechos humanos producidas en el pasado reciente, con el objeto de contribuir a los procesos de memoria, verdad y justicia.

A distinto ritmo y con particularidades, los países de la región avanzan en la búsqueda e identificación de personas desaparecidas en el pasado reciente. Cabe destacar el trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense y del Comité Internacional de la Cruz Roja, que ha sido clave en estos procesos en la región.

En 2021, durante la XXXVII RAADH, se aprobó la creación de un Grupo de Trabajo en Técnicas Forenses para la Búsqueda e Identificación de Personas Desaparecidas, Intercambio de Información y Buenas Prácticas. El propósito es contar con un grupo de expertos y expertas, de carácter multidisciplinario, que avance en el estudio de estándares comunes de protocolos, información y técnicas forenses aplicables. Este Grupo de Trabajo tiene entre sus funciones el trabajo en técnicas forenses de búsqueda de personas desaparecidas en períodos de interrupción del orden institucional como a desapariciones que suceden en la actualidad. 

El 30 de agosto como Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 2010, por resolución A/RES/65/209, observado que esa fecha se conmemoraba en varios países del mundo. Al respecto, en América Latina, el 30 de agosto fue propuesto en 1981 por la  Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos (FEDEFAM) como Día Internacional del Detenido-Desaparecido.

Este Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas es una oportunidad para recordar a las víctimas de desapariciones forzadas, acompañar a sus familiares y promover las medidas necesarias para garantizar memoria, verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. 

print
Proyecto financiado con recursos del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur
Creative Commons License Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.