9 de Agosto: Día Internacional de los Pueblos Indígenas

07 de agosto de 2020

En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del MERCOSUR (IPPDH) destaca la relevancia histórica y cultural de los pueblos indígenas y sus contribuciones para el fortalecimiento del proceso de integración regional. Al mismo tiempo, señala la importancia de que, en el actual contexto de lucha contra la pandemia del COVID-19, se tomen medidas de respuesta específicas para este grupo, que sean participativas, con enfoque intercultural e interseccional, y respetuosas de sus derechos.  

Según la Organización de las Naciones Unidas, existen alrededor de 476 millones de indígenas en el mundo viviendo en 90 países, que constituyen poco más del 5% de la población mundial, y sin embargo, se encuentran entre las poblaciones más desfavorecidas y vulnerables representando el 15 por ciento de los más pobres. Los datos señalan que el 86% de las personas indígenas de todo el mundo trabajan en la economía informal, en comparación con el 66% de aquellas no indígenas. Además, el 47% de todas las personas indígenas que trabajan no tiene educación, frente al 17% de aquellas no indígenas; y esta brecha es aún mayor en el caso de las mujeres. Los datos indican que tienen casi tres veces más probabilidades de vivir en condiciones de extrema pobreza que las personas no indígenas.

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha alertado que los pueblos indígenas de varios países de las Américas están experimentando un creciente número de casos y muertes por COVID-19, y señala la importancia de redoblar esfuerzos para prevenir el avance de la infección en dichas comunidades, así como también para asegurar el acceso a los servicios de atención de salud, tanto para aquellos que viven en áreas urbanas como los que viven en asentamientos remotos o aislados.

La pandemia causada por el COVID-19 está teniendo un fuerte impacto en la vida y la salud de los pueblos indígenas. Asimismo, las repercusiones socioeconómicas pueden profundizar la situación de vulnerabilidad de este grupo y afectarlo en mayor medida en el pleno disfrute de sus derechos humanos. En este sentido, en el ámbito regional, las Altas Autoridades sobre Derechos Humanos del MERCOSUR y Estados Asociados recientemente adoptaron la Declaración de Asunción sobre la Promoción y Protección de los Derechos Humanos en Situación de Pandemia COVID-19, en la que se destaca el deber y obligación de los Estados de proteger a todas las personas, sin ningún tipo de discriminación, en su salud física y mental y en el acceso a los servicios de salud, a medicinas, a tratamientos médicos y a información adecuada para la prevención del contagio. Del mismo modo, en la Declaración se “comprometen a fortalecer las políticas públicas para evitar que a causa de la pandemia de COVID-19, se profundicen desigualdades preexistentes, y de esta manera hacer frente a los nuevos desafíos enfrentados por las personas que se encuentran en mayor riesgo, particularmente las pertenecientes a grupos en situación de vulnerabilidad”.

La protección y promoción de los derechos humanos de los pueblos indígenas es prioridad para el MERCOSUR. En el año 2014, se creó por Decisión del Mercado Común la Reunión sobre Pueblos Indígenas (RAPIM). Esta reunión especializada es coordinada por representantes de los Estados y cuenta con participación de los pueblos indígenas y  el apoyo técnico del IPPDH. Tiene como función coordinar políticas e iniciativas que beneficien a los pueblos indígenas de los Estados del MERCOSUR, así como promover su interconexión cultural, social, económica, política e institucional en el marco del proceso de integración regional. En 2019, en ocasión de la LIV Cumbre de Presidentes del bloque, y con motivo del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, fue aprobada la Declaración de los Presidentes de los Estados Partes del MERCOSUR y Bolivia. Allí los presidentes reiteraron su firme compromiso con la promoción y protección de los derechos de los pueblos indígenas y con el mecanismo de la RAPIM y reafirmaron la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que resguarda los derechos individuales y colectivos.

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas para celebrarse el 9 de agosto, este año tiene por tema «COVID-19 y la resiliencia de los pueblos indígenas».

En este contexto, el Día Internacional de los Pueblos Indígenas es una ocasión para redoblar los esfuerzos para la toma de acciones concretas de promoción y protección de los derechos de los pueblos indígenas frente a la pandemia del COVID-19 con plena participación de estos grupos en las decisiones que los afecten, respeto a sus prácticas de medicina tradicional y a su diversidad lingüística, cultura y cosmovisión.  Es, también, una oportunidad para fortalecer la participación de estos pueblos, caracterizados por una historia de lucha por sus derechos, conocimientos ancestrales y una relación de preservación de la naturaleza y de armonía con la tierra, en el diseño e implementación de políticas públicas de recuperación posterior a la pandemia a fin de construir sociedades más justas, inclusivas, resilientes y respetuosas de los derechos humanos.

print
Proyecto financiado con recursos del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur
Creative Commons License Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.