30 de Julio: Día Mundial contra la Trata de Personas

30 de julio de 2020

La trata de personas es un delito y una grave violación a los derechos humanos. Cada día, hombres, mujeres, niñas,  niños y adolescentes son víctimas de este crimen en la región y en el mundo.  

La trata de personas ha sido definida como “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”, en el artículo 3 del Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata, especialmente mujeres y niños, de la Convención contra el Crimen Organizado Transnacional.

Según las Naciones Unidas, prácticamente todos los países del mundo están afectados por el tráfico de personas, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas. Además, los datos publicados indican que las mujeres representan el 49% y las niñas el 23% de todas las víctimas de la trata; y la explotación sexual es la forma más común de explotación (59%) seguida del trabajo forzado (34%).

En la región del MERCOSUR, la lucha contra la trata de personas es una prioridad que atraviesa diversas instancias, reuniones y foros regionales especializados. El carácter de delito transnacional obliga a una acción articulada entre los Estados de la región. En ese marco, se han desarrollado una serie de instrumentos, planes y campañas para su combate, prevención, sanción a responsables y asistencia a las víctimas, que constituyen una institucionalidad regional en la materia.

Desde su creación en 2009, el Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del MERCOSUR (IPPDH) ha brindado asistencia a los Estados para el diseño e implementación de políticas públicas con enfoque de derechos humanos en materia de movilidad humana y para la erradicación, prevención y asistencia de víctimas de trata, a partir de cooperación técnica, investigación, capacitación y apoyo en la coordinación de políticas regionales de los derechos humanos.

En ese sentido, se destaca el último estudio publicado en 2019, Migración, derechos sociales y políticas contra la trata de personas en las fronteras del MERCOSUR. El caso de las ciudades de la “Triple Frontera”, elaborado por el IPPDH y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), con el apoyo de la Unión Europea en el marco del Proyecto Acción Global contra la Trata de Personas y el Tráfico de Migrantes (GLO.ACT). GLO.ACT ha sido una iniciativa conjunta entre la Unión Europea (UE) y UNODC, implementada en colaboración con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Forma parte de una respuesta conjunta a la trata de personas y contrabando de migrantes, implementada en 13 países estratégicamente seleccionados en África, Asia, Europa del Este y América Latina.

Asimismo, se señala la publicación realizada en 2019 en el marco de la Iniciativa lanzada por IPPDH Foco Niñez Migrante, y en conjunto con Save the Children Protección de niños, niñas y adolescentes en contextos de migración. Manual de aplicación de estándares internacionales y regionales de derechos humanos, que ofrece un conjunto de herramientas para la protección de los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes en contextos de movilidad humana que requieren protección especial como la migración, el refugio y la trata de personas.

Entre otras herramientas desarrolladas por el Instituto, también están disponibles el Relevamiento de instrumentos MERCOSUR en materia de trata de personas; la Memoria de la III Consulta Pública del Foro de Participación Social del IPPDH sobre Trata de Personas, y el Sistema de Información sobre Institucionalidad en Derechos Humanos en el MERCOSUR (SISUR) que sistematiza normativa, políticas públicas e instituciones de los Estados Partes y Asociados sobre el tema.

Este Día Mundial contra la Trata de Personas, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2013, tiene lugar en un contexto de crisis provocado por la pandemia del COVID-19 que ha incrementado las desigualdades y ha profundizado la situación de vulnerabilidad de distintos grupos sociales exponiéndolos a un mayor riesgo de ser objeto del delito de trata de personas.  En este marco, el IPPDH destaca la importancia de implementar políticas públicas y fortalecer la cooperación regional para el combate a la trata de personas, la sanción a responsables, la prevención y la protección y asistencia a las víctimas, desde un enfoque de derechos humanos. Al mismo tiempo, señala la necesidad de promover políticas y medidas de respuesta ante la situación actual de pandemia de COVID-19 que presten  especial atención a los sectores de mayor vulnerabilidad, e incorporen las perspectivas de género, interseccionalidad y la diversidad lingüística e intercultural, y los principios de universalidad, igualdad y no discriminación, a fin de promover y proteger la dignidad y los derechos humanos.

print
Proyecto financiado con recursos del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur
Creative Commons License Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.