15 de septiembre- Día Internacional de la Democracia: La democracia, condición indispensable del proceso de integración del MERCOSUR

15 de septiembre de 2022

Desde el año 2008, cada 15 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Democracia, establecido por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2007, reafirmando que la democracia es un valor universal basado en la voluntad libremente expresada de los pueblos de determinar su propio sistema político, económico, social y cultural, y en su participación plena en todos los aspectos de su vida.

Asimismo, en esa resolución, la Asamblea General de las Naciones Unidas también reafirma que, si bien las democracias comparten características comunes, no existe un modelo único de democracia, y que ésta no pertenece a ningún país o región, y reafirmando además la necesidad de respetar debidamente la soberanía, el derecho a la libre determinación y la integridad territorial,

La democracia es una condición indispensable del proceso de integración regional del MERCOSUR. De hecho, el MERCOSUR se crea en 1991, a partir de la recuperación de las democracias luego de un período de graves violaciones a los derechos humanos en los países de la región.

Inmediatamente a la firma del Tratado de Asunción, el 26 de marzo de 1991, que da origen al MERCOSUR, el 27 de junio de 1992, en la Declaración Presidencial de Las Leñas, los jefes de los Estados del MERCOSUR expresan que la plena vigencia de las instituciones democráticas es condición indispensable para la existencia y el desarrollo del MERCOSUR.

En 1996, adoptan la Declaración Presidencial Sobre Compromiso Democrático en el Mercosur,  y el 24 de julio de 1998, el Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático en el MERCOSUR, la República de Bolivia y la República de Chile, conocido como “cláusula democrática”.

El Protocolo de Ushuaia es uno de los textos fundacionales del MERCOSUR, donde los países reconocen la vigencia de las instituciones democráticas como condición esencial para la existencia y desarrollo de los procesos de integración del bloque, y sostienen que toda alteración del orden democrático constituye un obstáculo inaceptable para la continuidad del proceso de integración regional.

Los Estados firmantes acordaron que toda ruptura del orden democrático en cualquiera de los países dará lugar a la adopción de medidas que pueden abarcar desde la suspensión del derecho del Estado afectado a participar en los distintos órganos del MERCOSUR, hasta la suspensión de sus derechos y obligaciones como Estado Parte o Estado Asociado.

De esta forma, los gobiernos del MERCOSUR expresaron, más allá de sus compromisos comerciales la fuerte vocación de avanzar en un proceso de integración donde la democracia y los derechos políticos de la ciudadanía de los países fueran objetivos fundamentales del proceso, comprometiéndose a cooperar y actuar para defenderlos allí donde se vieran amenazados.

Cabe señalar también que los países de la región han resaltado en distintas ocasiones, como en el Protocolo de Asunción sobre Promoción y Protección de los Derechos Humanos en el MERCOSUR, que la democracia, el desarrollo y el respeto a los derechos humanos libertades fundamentales son conceptos interdependientes que se refuerzan mutuamente, así como que el respeto a los derechos humanos y de las libertades fundamentales son elementos esenciales de la democracia.

Desde el IPPDH, celebramos el Día Internacional de la Democracia con el compromiso de seguir contribuyendo al fortalecimiento de la democracia y los derechos humanos en la región.

print
Proyecto financiado con recursos del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur
Creative Commons License Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.